desastres




desastres África ha sido desde siempre el continente el índice de desnutrición más alto, ya que esta afecta a nada más y nada menos que el 21% de su población (unas 256 millones de personas).

Mientras que en Asia, para el año 2017 se calculaba que un 11,4% de la población sufría desnutrición: eso son más de 515 millones de personas.

Y no es lo único, en Latinoamérica el índice de mal nutrición ha pasado del 4,7% en el año 2014 a un 5% en el 2017 (y sigue en aumento) según muestra el informe.

El hambre y el cambio climático

El cambio climático y el calentamiento global han ayudado a que los avances que se han conseguido para la eliminación del hambre y la malnutrición se atrasen o incluso ha hecho que se pierdan por completo.

Por ejemplo, las sequías que tuvieron relación con el fenómeno El Niño entre los